La nutrición, un valor fundamental en las residencias Geroinnova

Geroinnova, consciente de que el envejecimiento es un proceso fisiológico natural e irreversible que provoca cambios fisiológicos, psicológicos y sociales, cuenta con profesionales de la salud que cuidan, entre otros, el estado nutricional de las personas mayores de sus residencias.

La buena ejecución de la dieta diaria y el control y seguimiento de la alimentación correcta, equilibrada y adaptada a las distintas necesidades nutricionales de los residentes, es sin duda una gran responsabilidad que residencias como Geroinnova refuerza día a día, para conseguir mejorar el estado nutricional de sus residentes.

Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, la dieta debe adaptarse a las necesidades de las personas mayores, que son variables en función de la edad, del sexo, de la actividad física o del ejercicio que lleven a cabo, problemas de salud que padezcan, medicamentos que tomen, etc. A las personas mayores se les recomienda que la ingesta diaria se fraccione al menos en cuatro comidas: desayuno, comida, merienda y cena, siendo deseable un sobre desayuno o refuerzo suave a media mañana. Los horarios de las comidas deben ser adecuados y racionalizarse y es por esta razón fundamental, que Geroinnova adapta los horarios de comidas a estas necesidades de hábitos alimenticios que fomentan una nutrición saludable.

La variedad en la dieta saludable, la periodicidad de las comidas, la insistencia en beber líquidos a intervalos regulares, el aumento del consumo de fibra, son algunos de los aspectos fundamentales que se tienen en especial consideración dentro de las residencias Geroinnova, en cuanto al fomento de hábitos nutricionales saludables.

En Geroinnova, se realiza una valoración geriátrica integral, donde se analiza a cada residente desde varias dimensiones (física, social, funcional y psicológica). La parte de nutrición juega un papel fundamental a la hora de dar un diagnóstico orientador y terapéutico sobre el estado general de la persona mayor. La atención a la alimentación de las personas mayores es un objetivo importante a la hora de establecer un estado de bienestar en las residencias Geroinnova y dicha atención, es capaz de mantener un estado nutricional óptimo como medida preventiva y para conseguir una mejor calidad de vida.

Talleres de Actividades de la vida Diaria en las residencias Geroinnova

Cómo todos los miércoles, Grupo Geroinnova continúa realizando sus talleres de Actividades de la vida Diaria en el campo geriátrico la terapia ocupacional de su centro residencial Geroinnova Miramadrid.

Dentro de las actividades realizadas en Terapia Ocupacional, destaca la realización de los talleres de alimentación y cocina que cada semana se desarrollan y mejoran las funciones mentales de los residentes de las residencias Geroinnova.

El objetivo fundamental de este tipo de talleres, además de lo anterior, permite una mejora funcional en las actividades de la vida diaria, potencia las áreas sensoriales de visión, audición, tacto, propiocepción, y hace hincapié en educar la alimentación sana.

En cuanto a los aspectos sociales que se trabajan en este tipo de actividades, destaca el desarrollo de la capacidad de integración y adaptación al medio social e individual, la mejora de la seguridad e independencia de cada residente y el aumento de motivación, creatividad y autoestima.

En el caso de los talleres de cocina, estos se programan y realizan de forma periódica dado su alto porcentaje de participación y gran acogida por parte de los residentes. El último, ha consistido en preparar brochetas de frutas. La actividad consistía en ir a la compra con las residentes y después elaborar las brochetas.

En el Análisis de la actividad, podemos ver en cada fase, el fomento de la autonomía del residente.

Fase 1. Los residentes colocan el mantel, las servilletas, los platos, los cuchillos y brochetas y ayudan a preparar los materiales necesarios para la actividad. La actividad se organizó por grupos de residentes, valorando sus capacidades y fortalezas (unos pelaban, otros cortaban, otros organizaban la fruta, otros ensartaban la fruta y otros colocaban en los platos…).

Fase 2. Realización de tareas según la organización y designación. Algunos residentes se encargaron de lavar las frutas (como las fresas), otros pelaban la fruta que llevaba cascara. En el caso de deterioro moderado o grave, pelaban frutas como la mandarina o el plátano, que no necesitan de la utilización del cuchillo. Los residentes que, si que podían pelar con cuchillo o pelador, cortaban la fruta como la manzana o las fresas.

Fase 3. Categorización. Cuando estuvo toda la fruta pelada y dispuesta, se corto en trocitos pequeños, se organizo por colores y otros residentes iban ensartando la fruta en los pinchitos de madera.

Como siempre, recalcar el valor de la adaptación de toda la actividad, analizando cada tarea y organizando en grupos, para fomentar aquellas tareas que sí que pueden realizar de manera independiente. A lo mejor uno de nuestros residentes no puede pelar de manera autónoma, pero sin embargo sí que tiene la capacidad de ensartar la fruta, o categorizarla por colores.

Raquel Trenado, Responsable del Departamento de Terapia Ocupacional de Geroinnova Miramadrid, comentó: “Estamos muy contentos y orgullosos del desarrollo y aceptación de estos talleres, ya que promovemos el desarrollo personal de nuestros residentes hacia un estilo de vida independiente.”

Talleres de cocina como terapia en las residencias Geroinnova

Grupo Geroinnova incluye la realización de talleres de cocina en el programa de actividades habituales de sus centros residenciales.

Los talleres de cocina, considerados como terapias innovadoras aplicadas al cuidado de personas, se realizan de forma asidua en las residencias del Grupo Geroinnova. Con estos talleres de actividades de la vida diaria, el principal objetivo es trabajar con los residentes, aquellas capacidades residuales que conservan y fortalecer estas mismas, de tal forma que se trabajan componentes físicos como la fuerza, la destreza, la coordinación, la manipulación fina y gruesa, y además, se trabajan los componentes cognitivos como la atención, secuenciación, categorización, calculo, memoria, aprendizaje, componentes sociales como la relación con otros residentes, compañerismo, cooperación y emocionales la autoestima, la alegría, esperanza, orgullo, diversión…

Un ejemplo de estos talleres de cocina, llevados a cabo en el centro residencia Geroinnova Miramadrid, ha sido la repostería, con la preparación de rosquillas caseras. Ha sido uno de los talleres más valorados por los residentes y que más les ha motivado.

El desarrollo del taller contó con una dinámica grupal, donde se iban aportando recetas, los ingredientes necesarios y preparación de las mismas. Los mismos residentes aportaban los platos típicos que solían preparar en sus casas, migas, cocido, tortilla de patata, postres caseros, y finalmente entre todos, recordaron la receta de las rosquillas. El grupo del taller, fue el que apuntó los ingredientes y su preparación, aunque versionando la receta original, se realizó teniendo en cuenta aquellos residentes que son diabéticos, entre otros. Además, se realizó la lista de la compra, y la excursión al super para coger todos los ingredientes necesarios.

Después,  los residentes,  de una manera cooperativa, colocaron las mesas, el mantel, ayudaron a disponer todos los utensilios encima de la mesa y se pusieron los guantes para comenzar “ con las manos en la masa”. Elaboraron las rosquillas, prácticamente sin dirigir la actividad, ya que les salía de manera innata. Sabían cómo utilizar los ingredientes y como preparar la masa, incluso sabían cuando estaba lista la masa.

Actividades Instrumentales de la Vida Diaria en las residencias Geroinnova

En el campo de la dependencia, Grupo Geroinnova desarrolla talleres con actividades de la vida diaria básicas e instrumentales que permiten a los residentes mejorar su independencia y autonomía.

Un ejemplo de las actividades desarrolladas por los profesionales de las residencias Geroinnova es la preparación de meriendas con los residentes.

Este tipo de actividad, se lleva a cabo todos los lunes, miércoles y viernes a la hora de merendar, en la cual, los propios residentes de segunda planta elaboran la merienda. En Geroinnova se da mucho valor a potenciar las capacidades residuales y las capacidades que mantienen y se pueden potenciar, tales como preparar la comida. Este tipo de actividades, no son tan elementales para la vida, pero son necesarias para vivir de forma más independiente.

Para los residentes que participan en esta actividad, todo se realiza de forma bastante automatizada y con un apoyo verbal, ellos lo logran realizar , siempre, con la supervisión del Terapeuta Ocupacional.

Algunas de las tareas que han realizado son el lavado de manos antes de la preparación de la merienda, recoger los utensilios necesarios y ponerlos en la camarera, contar los vasos y colocarlos en el carro, contar las cucharas y ponerlas en los vasos, preparar la leche con el café descafeinado y sacarina, abrir galletas y bizcochos y meterlos en los vasos, verter la leche en cada vaso, remover cada vaso con el contenido, preparación de las servilletas y preparación de los baberos.

Para Grupo Geroinnova es muy importante la realización de la ocupación en sí, y trabajar los componentes del desempeño ocupacional tanto SENSORIOMOTORES como reflejos, arcos de movimiento, tono muscular, fuerza, resistencia, control postural, tolerancia a la actividad, coordinación motora gruesa, coordinación motora fina, integración bilateral, praxias, integración óculo-manual y control oral motor. Como los COGNITIVOS, nivel de alerta a estímulos, orientación, reconocimiento, memoria, secuenciación, categorización, operaciones intelectuales en el espacio y resolución de problemas.

Además, se tratan las DESTREZAS PSICOSOCIALES, como valores, intereses, iniciación de la actividad y terminación de la actividad.

Los Talleres cooperativos en las residencias Geroinnova

Los Talleres cooperativos que se realizan en las residencias Geroinnova, están especialmente diseñados para la tercera edad con el objetivo de mejorar sus condiciones vitales.

Fundamentalmente, en los talleres cooperativos se utilizan herramientas cooperativas en la autonomía cognitiva y física de los residentes a través del juego. Un ejemplo de estos talleres, fue el realizado en la primera planta de la residencia Geroinnova Miramadrid. El taller cooperativo consistía en la realización de unas botellas recicladas de estimulación sensorial. Previo al taller, dos de las residentes que beben siempre agua mineral en botellas pequeñas, guardaron las botellas y se explicó a las dos el producto final de las mismas.

El día del taller, se realizó compra de todos los productos necesarios para la elaboración del taller. Los objetos básicos necesarios para la realización de las botellas sensoriales fueron por supuesto, botellas de plástico vacías, agua, aceite corporal, colorantes alimenticios, colorantes alimenticios, purpurina y otros objetos llamativos para meter en las botellas y cola para pegar los tapones.

Al comienzo del taller se realizó una introducción de la actividad con la explicación de la realización y los pasos a seguir, y también se dio mucho valor a la actividad en si, ya que es un beneficio para ellos y los residentes de segunda planta a largo plazo. Es un material para la propia residencia y que ellos mismos han elaborado, con lo cual lo realizaron con más ilusión.

Dentro de la actividad tareas y objetivos que se trabajaron:

TAREAS DE LA ACTIVIDAD COMPONENTES Y OBJETIVOS TRABAJADOS
–        Coger una botella cada residente

–        Abrir las botellas

–        Llenar las jarras de agua

–        Verter el agua en las botellas hasta ¾ de su capacidad

–        ¼ de la capacidad echar el aceite corporal

–        Incorporar el colorante alimenticio

–        Incorporar purpurina, estrellitas…

–        Cerrar con el tapón la botella

–        Mezclar y agitar bien para mezclar el contenido

–        Observar el resultado

 

–        Aumentar los rangos articulares y fuerza

–        Mantener y mejorar el equilibrio

–        – mejorar la coordinación y destreza manual, visomotora y psicomotriz

–        Conseguir la disociación de movimientos y que sean selectivos

–        Integración adecuada del esquema corporal

–        Desarrollar la tolerancia al trabajo

–        Mantener y mejorar la motricidad fina

–        Desarrollo de la percepción táctil: apilar, manejar, enroscar…

–        Mantener y mejorar la movilidad hombro, codo, muñeca y pinza.

–        Mejora funcional para la integración en las AVD

–        Mejorar y mantener memoria, atención, concentración, lenguaje, razonamiento, secuenciación…

–        Mejorar la percepción y el desarrollo sensorial.

–        Aumentar la motivación, creatividad, autoestima…

–        Evitar el aislamiento y aprender a colaborar y trabajar en grupo

–        Fomentar la comunicación y expresión

–        Fomentar gustos y aficiones

Estas botellas les sirven además, para realizar con los residentes tratamientos de estimulación sensorial, terapia funcional y de mano.

Geroinnova continúa en la línea de integración de talleres cooperativos sencillos que ayuden la estimulación sensorial de los residentes y que mejoren su calidad de vida en los centros residenciales.